PLANT23

Agotado


TOMATE MALPICA SUELO

0,00€

Más

Variedad de tomate de pera con planta grande, buena cobertura de fruto y producción alta, de gran dureza y firmeza. Ideal para Pelado, dados deshidratado y concentrado debido a la calidad del fruto.

TOMATE (Lycopersicum esculentum  / Solanum lycopersicum)

Composición química del tomate:

Agua 94%
Hidratos de carbono 3% (fibra 1%)

Proteínas 1%

Lípidos 0, 3%
Potasio 258 mg/100 g
Sodio 3 mg/100 g
Calcio 10 mg/100 g
Hierro 0, 6 mg/100 g
Fósforo 24 mg/100 g
Vitamina C 26 mg/100 g
Vitamina A (retinol) 207 mg/100 g
Tiamina (Vit B1) 0, 06 mg/100 g
Riboflavina (Vit. B2) 0, 04 mg/100 g
Niacina (Vit. B3) 28 microgramos/100 g

El tomate es una fuente de antioxidantes (relacionados con la prevención de enfermedades degenerativas y cardiovasculares como cáncer, cataratas y cardiopatías), especialmente de vitamina E y en menor medida de vitamina C.

También contiene betacarotenos y flavonoides, como quercitina y licopina (éste es el que le confiere el típico color rojo), también con potencialidad preventiva, especialmente en cuanto a los problemas de próstata.

Otro elemento interesante es el potasio, aunque este mineral pierde su efecto si el tomate se toma en zumo preparado, por su alto contenido en sal.

CULTIVO:

CLIMA:

Clima templado-cálido. No le gusta el frío y suele morir con las heladas, por lo que se aconseja si se desea el cultivo fuera de las estaciones templadas y cálidas, realizarse dentro del invernadero, o si es en cultivo de interior mantener un fotoperiodo alto y una temperatura a partir de 20º durante el día y un mínimo de 14º por la noche. A temperaturas menores suelen entrar en latencia, y a altas temperaturas bajo el sol, es decir a partir de los 35º suelen sufrir quemaduras bastantes importantes, sobre todo en el fruto.

 Por lo tanto nadie mejor que tú, sabrá cuando cultivarlo al exterior ya que dependiendo de la zona en la que vivas deberás de plantarlas en un mes u otro. Si vives en el sur a partir de marzo podrás sembrarlo, si vives en el norte pues a partir de mayo.

Eso si debes de tener en cuenta siempre en un lugar soleado. 

PREPARACION DEL SUELO:

El suelo debe de ser blando y bien estercolado, Lo prepararemos en otoño, además lo intentaremos enriquecer con materia al ser posible orgánica. El estercolado previo a la plantación (puede ser estiércol animal de vaca, oveja, caballo..., compost, mantillo, etc.);

. PH ligeramente ácido.

SIEMBRA:

Si sembramos en suelo, intentaremos de que sean en hileras dobles de 80 cm de ancha y 50 cm entre plantas. Los plantones de tomates, necesitan  riego y una buena exposición al sol. Hay que comprobar que las plantitas se han vigorizado antes de replantarlas. Se las riega bien el día antes. Se colocan en hileras con una separación entre si de 40 cm para los tipos altos o de cañas (fusiformes) y de 60 cm, para las variedades de suelo(arbustivas); las hileras deberán guardar una distancia de 45 cm, entre unas y otras. Antes de plantar los tipos fusiformes se clavan cañas o rodrigones de 1,25 m (VEASE ENTUTORADO)

Si sembramos en macetas o jardineras, cuanto más grande mejor. Por supuesto,  dentro de las limitaciones de espacio, intentar que sea lo más grande posible.

De forma general, una buena maceta para cultivar una planta de tomates es la que tiene una profundidad de unos 45 cm, si ya la hemos usado antes es conveniente que la lavemos bien antes, así evitaremos problemas de contagio, y si es nueva exactamente lo mismo, así evitaremos la intoxicación por químicos. Y como siempre miremos por nuestro planeta y colocaremos un plato para recoger el agua que saldrá del drenaje, esta maceta debe tener unos agujeros en la parte inferior para un buen drenaje (que pierda poco a poco el agua) y así evitar problemas por encharcamientos (como enfermedades o problemas en las raíces para crecer).

El sustrato puede ser una mezcla compuesta por un 60% de fibra de coco y un 40% de humus de lombriz. O bien sustituiremos el humus de lombriz por compost. Humedecer bien y rellenar el contenedor.

Y al igual que si sembramos en suelo, si se trata de variedades altas o de cañas (fusiformes), colocaremos un tutor para ir anclando la planta conforme vayan creciendo.

RIEGO:

Si decides sembrar en el suelo, fuera de maceta o jardineras, es conveniente que siembre en surcos o “lomos” e inundando el espacio que queda entre lomo y lomo, dependiendo de la temperatura, empezaremos regando semanalmente, teniendo en cuenta que las hortalizas son sensibles tanto al exceso como a la falta de agua, nadie mejor que tú para observar cuando le hace falta el riego, ya que cuando la veas mustia será cuando más falta le haga, en zonas calurosa como en el sur de la península y alcanzamos esos 35º durante todo el días solemos regar día sí, día no.

Tienes que tener en cuenta que se debe regar preferiblemente por la mañana temprano o por la tarde después de la puesta del sol. Utiliza si puedes el goteo, la sostenibilidad es un bien para nuestro planeta, además no tendrás problemas con las malas hierbas y tu espalda te lo agradecerá, ya que con el método de inundación es más beneficioso para estas hierbas invasoras, si no hay agua el crecimiento de éstas será menor o nulo.

 Recuerda que el exceso de agua en épocas de crecimiento de los frutos hace que éstos crezcan más y pierda sabor. “AGUA JUSTA, TAMAÑO JUSTO Y SABOR INTENSO”.

Si vas a regar con pericos o aspersores siempre al atardecer, las gotas pueden provocar el efecto lupa y quemar nuestras plantas.

ABONADO:

Si optas por abonar tus plantas, recuerda lo antes mencionado con el agua “TAMAÑO JUSTO Y SABOR INTENSO”. Puedes optar por realizar un abonado artificial o un abonado natural; los utilizaremos cuando empiecen a aparecer los diminutos racimos, y si es el artificial utilizaremos uno rico en potasio (K), o un fertilizante compuesto N-P-K y lo utilizaremos semanalmente junto con el agua. Si optamos por un fertilizante natural, podemos usar el estiércol granulado de oveja, aunque si previamente hemos preparado el suelo como anteriormente hemos citado en el apartado de preparación del terreno, el abonado no será imprescindible.

ENTUTORADO:

Recordar que si nuestras plantas son de suelo o rastreras no es necesario el entutorado, solo si son plantas altas o de cañas, se utilizan para que la planta se mantenga erguida y evitar que los frutos toquen el suelo, clavamos dos cañas uniendo las puntas de arriba y quedando en forma de Δ. En la parte alta atamos otra caña en dirección a la otra punta de la siguiente unión y en esa caña cruzada atamos cuerdas encima de cada tomatera, que lleguen al suelo. El otro extremo de la cuerda lo atas a la planta de tomate y conforme crezca vamos enrollando la cuerda en su tronco y atamos los tallos con rafia o cuerda lo suficientemente flojos con el fin de que no les afecte y se produzca un ahorcamiento de la planta que afecte a su crecimiento.

PODA O DESTALLADO:

Consiste en ir quitando los brotes que salen en las axilas de las hojas cada 10 días más o menos, esto nos ayuda a que no nazcan tantas ramas y con ella mas tomates, por lo tanto si los dejamos  habrán mas tomates y  de poco tamaño. Con esta técnica conseguimos que la planta sea más fuerte y dedique toda su energía al  fruto, siendo así de mayor calidad y tamaño.




También debemos cortar los brotes que aparecen en la base de nuestra planta. Podemos hacerlo o bien a mano o con una tijera de poda. En las tomateras altas o de cañas, dependiendo de la zona donde vivamos, cuando se acerque el frío, debemos de cortar la punta alta, para que no crezca más y termine la temporada dedicando su energía al crecimiento de sus últimos frutos.

En climas fríos, cuando se despunta han dado aproximadamente unos 5 racimos, sin embargo en climas cálidos o bajo plástico suelen dar unos 10 racimos de tomates.

RECOLECCION:

Comenzará a partir de la décima semana, y nadie mejor que tú sabrá cuando cogerlos, y como se suele decir “A GUSTO DEL CONSUMIDOR”.

En zonas muy cálidas, donde el sol quema mucho, como es el caso del sur de España, los lugareños suelen utilizar una técnica la cual consiste en tapas los frutos con pasto, para que el sol no los dañe, claro está, esto se suele utilizar en plantas de tipo rastreras, arbustivas o de suelo.

ENFERMEDADES Y PLAGAS:

Plagas

- Araña roja 
- Vasate 

- Mosca blanca

- Pulgón 
- Trips 
- Minadores de hoja 
- Orugas de lepidópteros 
- Gusanos de suelo 
- Nematodos

Enfermedades

- Ceniza u Oidio 
- Podredumbre gris Botritis 
- Podredumbre blanca 
- Mildiu 
- Alternariosis del tomate 
- Fusarium 
- Verticilium 
- Damping-off 
- Bacterias 
- Virus

Consejo sobre las plagas: Obsérvalas diariamente y si no tienes una gran cantidad de plantas, intenta de acabar manualmente con estos visitantes

Productos relacionados

NOVEDADES

Últimas noticias