PLANT30

Agotado


ALCACHOFA

0,00€

Más

Es una planta cultivada como alimento en climas templados. Se aprovecha las brácteas carnosas de la inflorescencia. Es una planta perenne, aunque durante 3-4 años tiene los mejores rendimientos. Cada año después del invierno vuelve a brotar de las raíces enterradas.

ALCACHOFA (Cynara scolymus)

-COMPOSICION:

Agua 88%
Hidratos de carbono 7, 5% (fibra 3, 5%)
Proteínas 2, 3%

Lípidos 0, 1%

Potasio 570 mg/100 g
Sodio 35 mg/100 g
Fósforo 80 mg/100 g
Calcio 45 mg/100 g
Vitamina C 9 mg/100 g
Vitamina A 17 microgramos/100 g
Vitamina B1 0, 1 mg/100 g

-CULTIVO:

CLIMA:

La temperatura tolerable de esta planta va desde los 7º hasta los 30º, teniendo en cuenta que la floración es inducida por el frio, por lo tanto florecerá desde mediados del otoño hasta mediados de la primavera. La alcachofa es una hortaliza de temporada fría(invierno) y la temperatura idónea sería de unas minimas de 13º a unas máximas de 25º.

PREPARACION DEL SUELO:

Primero apuntar de que esta planta es perenne, por lo que nos acompañará durante años, lo que es aconsejable si vamos a plantarlas en huertos de suelo, es situarlas en los bordes o márgenes de éste.

El suelo debe de ser blando (aunque se adapta a cualquier tipo) y bien estercolado, Lo prepararemos en otoño, además lo intentaremos enriquecer con materia al ser posible orgánica. El estercolado previo a la plantación (puede ser estiércol animal, compost, mantillo, etc.);

SIEMBRA:

Se realiza durante la primavera y su recolección seria entre diciembre y marzo.

Al ser plantas bastante robustas, es conveniente si vamos a sembrarlas en diferentes hileras o lomos, la distancia entre éstas serían de 1m aproximadamente, y una separación entre planta y planta de 80-90cm.

Si sembramos en macetas o jardineras, cuanto más grande mejor. Por supuesto,  dentro de las limitaciones de espacio, intentar que sea lo más grande posible.

De forma general, una buena maceta para cultivar una planta de tomates es la que tiene una profundidad de unos 45 cm, si ya la hemos usado antes es conveniente que la lavemos bien antes, así evitaremos problemas de contagio, y si es nueva exactamente lo mismo, así evitaremos la intoxicación por químicos. Y como siempre miremos por nuestro planeta y colocaremos un plato para recoger el agua que saldrá del drenaje, esta maceta debe tener unos agujeros en la parte inferior para un buen drenaje (que pierda poco a poco el agua) y así evitar problemas por encharcamientos (como enfermedades o problemas en las raíces para crecer).

El sustrato puede ser una mezcla compuesta por un 60% de fibra de coco y un 40% de humus de lombriz. O bien sustituiremos el humus de lombriz por compost. Humedecer bien y rellenar el contenedor.

RIEGO:

Si decides sembrar en el suelo, fuera de maceta o jardineras, es conveniente que siembre en surcos o “lomos” e inundando el espacio que queda entre lomo y lomo, dependiendo de la temperatura, empezaremos regando semanalmente, teniendo en cuenta que las hortalizas son sensibles tanto al exceso como a la falta de agua, nadie mejor que tú para observar cuando le hace falta el riego, ya que cuando la veas mustia será cuando más falta le haga, en zonas calurosa como en el sur de la península y alcanzamos esos 35º durante todo el días solemos regar día sí, día no.

Una anotación también importante es decir que cuando la planta llega a su plena madurez el riego debe de ser bastante continuo.

Tienes que tener en cuenta que se debe regar preferiblemente por la mañana temprano o por la tarde después de la puesta del sol. Utiliza si puedes el goteo, la sostenibilidad es un bien para nuestro planeta, además no tendrás problemas con las malas hierbas y tu espalda te lo agradecerá, ya que con el método de inundación es más beneficioso para estas hierbas invasoras, si no hay agua el crecimiento de éstas será menor o nulo.

 Recuerda que el exceso de agua en épocas de crecimiento de los frutos hace que éstos crezcan más y pierda sabor. “AGUA JUSTA, TAMAÑO JUSTO Y SABOR INTENSO”.

Si vas a regar con pericos o aspersores siempre al atardecer, las gotas pueden provocar el efecto lupa y quemar nuestras plantas.

ABONADO:

No es una planta exigente con el abonado.

Si optas por abonar tus plantas, recuerda lo antes mencionado con el agua “TAMAÑO JUSTO Y SABOR INTENSO”. Puedes optar por realizar un abonado artificial o un abonado natural. Si optamos por un fertilizante natural, podemos usar el estiércol granulado de oveja, aunque si previamente hemos preparado el suelo como anteriormente hemos citado en el apartado de preparación del terreno, el abonado no será imprescindible.

PODA:

Esta planta no necesita ningún tipo de poda, solo cuando la planta llegue al final de su ciclo y veamos que empieza a secarse o marchitarse, realizaremos una poda plena, de esta forma desarrollará nuevos hijuelos que son los que nos duran sus frutos la próxima temporada.

Y como en cualquier planta u hortaliza debemos de quitar de su alrededor cualquier mala hierba.

RECOLECCION:

La recolección es escalonada, la haremos de forma manual y dejándole un tallo de unos 10cm aproximadamente. Siempre intentaremos de recolectarlas antes de que la alcachofa empieze a abrir.

-PLAGAS Y ENFERMEDADES

- Gusanos del suelo (agrotis).
- Taladro de la alcachofa.
- Vanesa de la alcachofa.

- Mosca.

- Polilla.
- Pulgones (hojas y raíces).
- Caracoles y babosas.
- Mildiu.
- Oídio.
- Podredumbres (Botrytis).
- Virosis.

Productos relacionados

NOVEDADES

Últimas noticias